Alexander Chiu Werner

En su paso por Arequipa, nos regala éstas fotografías.

Fui a Areqiupa por tercera vez, pero en este caso por trabajo, por un par de días, y llevando a la mano mi pequeña Lumix LX3. Arequipa es una ciudad con grandes ventajas para la fotografía. Durante el día hay un sol resplandeciente, maximiza los colores, y te brinda unos contrastes que pueden ser muy bien utilizados para la fotografía a color para el blanco y negro. Pero además sus calles tienen mucho de interesante, tanto en texturas como en arquitectura, y mención aparte tiene el Monasterio de Santa Catalina, que para mí fue una fábrica fotográfica. Y aun más para mí, que soy aficionado a la fotografía de objetos y paisajes más que los retratos

He querido plasmar la historia enigmática que tienen las habitaciones y paredes del Monasterio, el contraste con el sol les provee de mayor carácter y fuerza a los objetos, y traté de generar mucha perspectiva a través del ángulo y el uso del desenfoque.

Un saludo
Alexander.






2 comentarios:

Anónimo dijo...

el convento santa catalina es uno de los lugares mas bonitos para visitar en arequipa

Alejandro Pauca dijo...

Esta mejor la primera foto