Curso de fotografia 11ª parte

MEDICION DE LA LUZ

Una fotografía debe tener un equilibrio entre la apertura de diafragma y el tiempo de exposición para limitar la luminosidad que alcanza la película en cantidad (apertura) y tiempo (tiempo de exposición). La cámara calcula esto gracias a un fotómetro interno, de forma que podemos ajustar un tiempo de exposición fijo y calcular la apertura óptima o viceversa. Encontramos tres formas que tienen las cámaras de medir la luminosidad.


CÓMO MEDIR LA LUZ

Las cámaras manuales suelen implementar la medición central.
Por tanto se debe hacer la medición de la luz en el sujeto que hemos enfocado antes de componer la escena. Las cámaras automáticas suelen tener varios métodos de medición de luz.
Si el sujeto tiene unas condiciones de luminosidad diferentes al resto de la escena, se recomienda hacer la medición de la luz en un punto en el sujeto. Las cámaras automáticas suelen tener la opción de hacer una medición y dejarla bloqueada mientras se compone la escena.

COMPENSACIÓN DE LA EXPOSICIÓN

Los fotómetros no son muy fiables en casos en los que las mediciones de luz se salen de lo normal, pues ellos ven en gris. Ejemplos muy habituales son las fotografías de objetos negros (que aparecen grises) o de fotografías en la nieve o la playa (que aparecen muy oscuras).

Cuando se fotografíen escenas oscuras (objetos negros) utilizar un número negativo. Cuando se fotografíen escenas claras (nieve) utilizar un número positivo.
Con el ejemplo de la nieve. Si el día es muy nublado, ajustar la compensación en +1, si es nublado pero claro en +2, y si es soleado en +3. Es cuestión de probar.